Cómo manejar la fatiga

[ A+ ] /[ A- ]

Hay muchas maneras de facilitar el manejo de las actividades cotidianas cuando la movilidad se ve afectada. Estas sugerencias pueden ayudar a ahorrar energía y, de ese modo, sentir menos fatiga.

Organizar la cocina y los utensilios

  • Guardar los artículos que se utilizan con más frecuencia en sitios fáciles de alcanzar y para los que no es necesario estirarse o agacharse.
  • Disponer las ollas y las sartenes cerca de la cocina.
  • Utilizar bandejas o carritos para mover elementos pesados o en cantidad.

Preparar las comidas

  • Procurar que el área donde se cocina esté suficientemente iluminada y ventilada.
  • Reunir todo lo necesario para cocinar y sentarse mientras prepara la comida.
  • Optar por alimentos que no requieran demasiada elaboración.
  • Preparar más comida de la necesaria para un día y guardar una parte en el congelador para consumirla en otra oportunidad.
  • Deslizar los utensilios pesados en lugar de levantarlos.

Realizar la limpieza del hogar

  • Efectuar la limpieza en varias etapas y no de una sola vez.
  • Alternar tareas pesadas de limpieza con otras más livianas.
  • De ser necesario, agregar extensiones a los cepillos para no estirarse o agacharse.

Lavar la ropa

  • Acumular cierta cantidad de ropa y realizar uno o dos lavados en vez de hacer varios con mayor frecuencia.
  • Recoger la ropa en cestos y, si es posible, llevarla al lavadero en un carrito con ruedas.
  • Sentarse para planchar y, si es posible, ajustar la tabla a la altura que quede más cómoda.

Vestirse

  • Antes de acostarse, se recomienda dejar lista la ropa para el día siguiente.
  • Siempre que sea posible, sentarse mientras se viste.
  • Al vestirse, comenzar por la parte más débil, y al desvestirse, empezar por la parte más fuerte.
  • Utilizar un calzador de mango largo para evitar agacharse.
  • Usar prendas fáciles de colocar y quitar, por ejemplo con cierres de velcro. De esa manera, vestirse y desvestirse resulta más sencillo.

Bañarse

  • Acomodar los artículos de tocador cerca de la bañera o ducha.
  • Usar barras de apoyo para entrar y salir de la bañera o ducha.
  • Si es posible, usar una silla al bañarse o ducharse.
  • Evitar baños con agua muy caliente porque pueden aumentar la sensación de fatiga.
  • En el caso de utilizar bañera se puede medir la temperatura del agua con un termómetro para corroborar que no se encuentre muy caliente.

Subir las escaleras

  • Al subir, pisar con la pierna más fuerte primero y, al bajar, pisar con la pierna más débil primero. De este modo, la pierna más fuerte hace el trabajo de elevación y descenso.

Cuidar a los niños

  • Al alzar a un niño, asegurarse de usar siempre los músculos de las piernas y de los brazos en lugar de los correspondientes a la espalda.
  • Bañar, cambiar y vestir a los niños ubicándolos a la altura de la cintura.
  • En lo posible, utilizar pañales descartables.

El escritorio

  • Ajustar la altura del escritorio y de la silla para mantener la postura adecuada.
  • Usar una silla con un buen respaldo.
  • Disponer los archivadores, computadora y otros equipos de modo que resulte fácil llegar a ellos.
  • En lo posible, usar teléfonos con función «manos libres» para conversaciones largas.

La EM y el trabajo

La EM no se presenta igual en todos los pacientes: mientras unos podrán seguir trabajando como lo hacen habitualmente, otros tendrán que efectuar ciertos cambios y ajustes.

Si no es posible continuar con la profesión, una posibilidad es realizar trabajos de voluntariado o de beneficencia. De este modo, se hace algo positivo y gratificante para uno mismo y los demás, al mismo tiempo que es una forma de estar activo y en contacto con otras personas.

Salir, trasladarse y viajar

  • Cuando se está en casa, utilizar algún dispositivo de movilidad a fin de ahorrar energía para las salidas preferidas.
  • Si es la primera vez que va a algún lado, averigüe previamente con qué instalaciones cuenta el lugar. Un mapa o diagrama pueden ayudar a planificar la salida de forma más eficaz. ¿Hay ascensores, escaleras fijas, escaleras mecánicas o rampas?
  • Si puede conducir, lo ideal es que el vehículo sea automático, ya que si siente las piernas débiles, ayudará a conservar su independencia.
  • Si se va a viajar en avión, tren o colectivo, también es importante planificar con anticipación: asegurarse que cuenta con tiempo suficiente para hacer las conexiones. También es de utilidad conocer si hay ascensores o rampas en caso de que las necesite.

Salir de compras

  • Antes de ir al almacén, supermercado, verdulería, etc. preparar una lista de los artículos que se necesitan. También es útil planificar los menús.
  • Es recomendable ir a las mismas tiendas porque ya sabe dónde se encuentran los distintos artículos.
  • Siempre que sea posible, realizar las compras por internet o usar servicios de envío a domicilio.
  • En el caso de las compras en farmacias, muchas de éstas cuentan con servicio de entrega a domicilio.